Este sitio web utiliza cookies para poder poner a disposición diferentes funciones, para personalizar la visualización de la página y para analizar los accesos. Al utilizar este sitio web aceptas el uso de cookies. Más información  OK

¿Qué es nuevo?

TOMAS MAYRAL


Miembro World, BARCELONA

La Bodeguita

Visita Obligada de nuestro alegre Fray a sus dominios mas preciados.
Esta foto (la de fondo) se la debo a nuestra amiga ELENA CODINA, sin cuya invitación no hubiera sido posible..GRACIAS ELENA!!

Comentarios 3

  • Julio Lemos 18/05/2009 0:49

    Grande festa!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!
  • jesusherce 17/05/2009 1:56

    Así, así, cuidando de su jugos, jejeje.
    Esta estaba cantada, bien por adelantarte pillín.
    Saludos
  • Lola Martínez Sobreviela 15/05/2009 14:31

    Gracias pues, Elena, y a ti de nuevo, Tomás, y conste que os debo una.... copa de buen Rioja.
    Aquí veo a nuestro Canelo feliz, este es el templo donde consagrar sus afanes y rendirse con vocación a la tentación de su sed.

    Brindemos y cantemos pues...

    Primo pro nummata vini,
    ex hac bibunt libertini;
    semel bibunt pro captivis,
    post hec bibunt ter pro vivis,
    quater pro Christianis cunctis
    quinquies pro fidelibus defunctis,
    sexies pro sororibus vanis,
    septies pro militibus silvanis.

    Octies pro fratribus perversis,
    nonies pro monachis dispersis,
    decies pro navigantibus
    undecies pro discordantibus,
    duodecies pro penitentibus,
    tredecies pro iter agentibus.
    Tam pro papa quam pro rege
    bibunt omnes sine lege.

    Monedas para la primera copa de vino,
    de ella bebe el libertino,
    beben la segunda por los cautivos,
    despues de éstas la tercera por los vivos,
    la cuarta por todos los cristianos,
    la quinta por los fieles difuntos,
    la sexta por las monjas casquivanas,
    la septima por los soldados silvanos,

    la octava por los frailes perversos,
    la novena por los monjes dispersos,
    la décima por los navegantes,
    la undécima por los discordantes,
    La duodécima por los penitentes,
    la decimotercera por los los caminantes.
    Tanto por el papa como por el rey
    beben ya todos sin ley.