Empleamos cookies para personalizar el contenido que te mostramos y para analizar el acceso a nuestra web. Además, damos información del uso de nuestra web a nuestros socios para emails, publicidad y análisis. Ver detalles

¿Qué es nuevo?
MEMORIAS DE AFRICA -PN MOREMI -ORIX

MEMORIAS DE AFRICA -PN MOREMI -ORIX

1.756 12

antonio naranjo ojeda


Miembro Complete, LasPalmas de G C

MEMORIAS DE AFRICA -PN MOREMI -ORIX

P N DE MOREMI
Cuando uno sueña con recorrer los salvajes territorios de África, su imagen se acerca a la de este parque. El agua del Okavango inunda cada año las pistas que recorren Moremi, y deja las deja impracticables para la circulación para el resto del año. Esto hace de Moremi un parque off-road, donde uno puede insertarse en las zonas más inhóspitas con el beneplácito de los pocos rangers que protegen la reserva. Por otra parte, su escasez de instalaciones provoca que dormir al raso se convierta en una experiencia que nadie olvidará en su vida: Leones, elefantes y otros animales rodean las tiendas de campaña de camino hacia las corrientes de agua, haciendo de esa noche la más larga que uno jamás hubiera vivido.
Hipopótamos y elefantes son las especies más extendidas, aunque aquí, a más de 1.000 km. de la "civilización", se puede encontrar cualquiera de las grandes especies de África.
Moremi forma parte de la vasta extensión de terreno que comienza en el oeste de Zimbabwe (Hwange), el norte de Botswana (Chobe, Moremi) y el este de Namibia. Los animales cruzan las fronteras de uno a otro país libremente en busca del bien más preciado: el agua.
Entre Moremi y Chobe se extiende una zona no protegida que, si cabe, alberga más fauna que ambos parques juntos, ya que es parte del recorrido migratorio que año a año siguen los animales.
Sólo un último comentario: Cuando en tu viaje estés cansado, harto de animales, parques y vida salvaje, visita Moremi. Es otro mundo.
Aunque parezca mentira una noche me despertaron unos graznidos potentísimos por la mañana el guía me indico que era el hipopótamo galanteando a una hembra, otra noche fue otros gruñidos muy potentes esta vez fue el león que de madrugada paso entre nuestras tiendas a pesar del fuego

Comentarios 12