Este sitio web utiliza cookies para poder poner a disposición diferentes funciones, para personalizar la visualización de la página y para analizar los accesos. Al utilizar este sitio web aceptas el uso de cookies. Más información  OK

¿Qué es nuevo?

Ramiro Marcos Rueda


Miembro Free, Barcelona

Monasterio de SAN PEDRO DE RODA (planta basilical)

Historia ( de Wikipedia )

Fue restaurado a raíz de la publicación del libro que presentó el hallazgo y análisis de un reducido maletín conteniendo reliquias identificables como de San Pedro Apóstol que en el año 610 fueron alejadas por mar de la ciudad de Roma donde habían sido veneradas en la subterránea cripta (la Confesión bajo el altar) de la Antigua Basílica de San Pedro. Allí nunca regresaron.
Dentro de un «maletín» decorado con láminas de hueso, y envuelto con un delantal a la medida del pontífice Gregorio Magno había diminutos relicarios. Además incluyó en su interior una ara portátil (con inscripciones) destinada a celebrar misa los religiosos custodios durante su travesía marítima, cuando Roma estuvo seriamente amenazada por una invasión oriental.
El lote de relicarios (sin tapa) fue accidentalmente recuperado justo doce siglos después de su ocultación en el muro de la cripta subterránea bajo el altar mayor de San Pedro de Roda. Las excavaciones arqueológicas posteriores a 1990 dieron muy buenos resultados, promoviendo incluso la restauración de todo el complejo abacial, y en especial la iglesia.

Hasta descubrirse dichas reliquias, era imposible justificar las vastas dimensiones de la iglesia y del monasterio, al ser un sector muy aislado en la costa del Golfo de Rosas, pero posteriormente se hallaron allí varios tesoros: Monedas de oro y plata, antiguas baldosas de cerámica, e incluso pinturas románicas en los muros de un claustro inferior, desconocido hasta mediados del siglo XX.

Se desconoce el verdadero origen del monasterio, lo que dio lugar en el pasado a especulaciones y leyendas, como la de la fundación por monjes que desembarcaron en la zona con los restos de San Pedro y otros santos, que debían custodiar para no ser profanados por las hordas bárbaras que caían sobre Roma. Pasado el peligro, el papa Bonifacio IV habría mandado construir el templo. Sin embargo, la primera documentación de la existencia del establecimiento data del año 878 siendo mencionado como una simple celda monástica consagrada a San Pedro, pero no es hasta el año 945 cuando se considera un monasterio benedictino independiente, regido por un abad. Ligado al Condado de Ampurias, llega a su máximo esplendor entre los siglos XI y XII. En él se celebran jubileos hasta su decadencia en el siglo XVII. Su importancia creciente lleva a convertirlo en un punto de peregrinaje de la época. A partir del siglo XVII es saqueado en varias ocasiones y en 1793 fue abandonado por la comunidad benedictina que se trasladó a Vila-sacra y, finalmente, se instaló en Figueras en 1809 hasta que fue disuelta. En 1930 fue declarado monumento nacional, y en 1935 la Generalidad de Cataluña inicia las primeras restauraciones.
[editar] El elemento arquitectónico

El conjunto se construye en terrazas, dada su ubicación. El claustro del siglo XII es la parte central del conjunto. En torno a él se distribuyen el resto de construcciones. La Iglesia, consagrada en el año 1022, es el máximo exponente del grupo arquitectónico. De estilo románico sin comparación con las corrientes de su tiempo, aunque sugerente de la arquitectura tardorromana. Tiene planta de cruz latina con tres naves con bóveda de cañón, que son delimitadas por una doble columnata con capiteles de influencia corintia. La doble columnata descansa sobre un alto zócalo y en los laterales, unas columnas adosadas aguantan los arcos de medio punto que separan las naves. Las columnas adosadas a los pilares proceden de alguna construcción romana anterior.

La nave central es espléndida y de gran dimensión, con un deambulatorio en el ábside, que parece continuarse por las dos naves laterales. Bajo el ábside se encuentra la cripta.

Esta iglesia sintetiza con originalidad una serie de corrientes arquitectónicas anteriores, como la carolingia, el prerrománico y las construcciones romanas, por todo ello es considerada uno de los principales exponentes del románico en Cataluña.

En la fachada de poniente del monasterio se alza el campanario del siglo XII, de planta cuadrada y de influencias lombardas del siglo anterior. A su lado una torre de defensa, o del homenaje, que probablemente se inició en el siglo X pasando posteriormente por un largo proceso de construcción y reformas.

MAS: NOTICIAS
martes, 23 de mayo de 1989
Halladas en un monasterio de Gerona 600 monedas de oro y plata de los siglos XV y XVI
Más de 600 monedas de finales del siglo XV y principios del XVI fueron descubiertas el pasado jueves en las excavaciones que se realizan en el monasterio de Sant Pere de Roda (Gerona). Los expertos consideran que es el hallazgo numismático más importante de Cataluña. Las 658 monedas se hallaban en una jarra de cerámica de principios del siglo XVI; 348 de las monedas son de oro, y las restantes, de plata.
23 MAY 1989
Archivado en:

Comunidades autónomas
Antigüedades
Ayuntamientos
Provincia Girona
Arqueología
Administración local
Cataluña
Administración autonómica
España
Arte
Administración pública
Cultura
Ciencia



Las monedas fueron presentadas a la Prensa ayer por la tarde en una carpeta de las habitualmente usadas en numismática. También se presentó el jarro reconstruido por los arqueólogos ya que el original se rompió en el momento del descubrimiento. Esta jarra es de cerámica de principios del siglo XVI, tiene unos 18 centímetros de altura y unos siete de diámetro. Está barnizada de color verde y su estado de conservación es bueno.Las excavaciones, que comenzaron el pasado 8 de mayo, tienen como objetivo principal la investigación de la parte del conjunto de Santa Pere de Roda llamada el Palau de l'Abad.
Dinero escondido

"La jarra se encontró en una cavidad de la planta baja del palacio formando parte de los nivelamientos sobre los cuales había de construirse la pavimentación, lo que demuestra que la persona o personas que la enterraron lo hicieron con la clara intención de esconder el dinero", manifestó Montserrat Mataró, arqueóloga que forma parte del equipo que descubrió las monedas. Mataró explicó que el descubrimiento, aparte de su importancia intrínseca, servirá para establecer las relaciones que mantenía el monasterio con el exterior, ya que entre las monedas descubiertas, aparte de las de Gerona y Barcelona, hay algunas de Aragón, de diferentes repúblicas italianas, como Florencia, de los estados vaticanos, de Portugal y de Hungría. Mataró explicó que en las excavaciones han permitido descubrir también restos de ictiofauna, de animales terrestres y de cerámica de finales de los siglos XV y del XVI.El equipo de arqueólogos que realizó el descubrimiento está formado por Montserrat Mataró Prat de la Sala, Ana María Puig, Gemma Vyeira y Judit Llopart, aparte de la colaboración del dibujante Josep Burch. Las excavaciones forman parte de un proyecto del Departamento de Cultura impulsado por los servicios de Arqueología y del Patrimonio Arquitectónico, a pesar de que los arqueólogos están vinculados al Centro de Investigaciones Arqueológicas de Gerona.

Las monedas descubiertas fueron presentadas ayer por la tarde en los Servicios Territoriales de Cultura de Gerona. El acto fue presidido por el conseller de Cultura, Joan Guitart, y asistieron al mismo el director general del Patrimonio Cultural, Eduard Carbonell, el jefe de los Servicios Territoriales de Cultura, Joan Saqués y la arqueóloga Montserrat Mataró.

Comentarios 0

Etiqueta

Información

Categoría Viaje
Clics 3.803
Publicada
Licencia

Exif

Cámara DMC-TZ7
Objetivo ---
Diafragma 3.3
Tiempo de exposición 1/15
Distancia focal 4.1 mm
ISO 800