¿No quieres ver publicidad? ¡Conviértete en miembro premium ahora!

Especial / Fotógrafos del mes / 2012

01-Isabel Jara



A nuestra compañera Isabel Jara, nacida el año 1949, el mejor momento que le ha dado la fotografía es el poder vivir profesionalmente de ella durante toda su vida laboral.

Su interés por la fotografía se inició cuando tan sólo tenía 16 años. Su madre era peluquera y esperaba que su hija también aprendiera su oficio, pero Isabel sentía una gran atracción por el mundo de la imagen que descubrió en las revistas que compraba su madre para las clientas.

La fotografía era su gran esperanza para salir de un barrio obrero de Sabadell, a conocer mundo y vivir de esta profesión que admiraba profundamente.

Cuándo reunió el dinero suficiente, realizó un curso por correo debido a que en aquella época casi no habían escuelas de fotografía. Entusiasmada con los libros y su ampliadora empezó a practicar en el wáter de su casa. Más adelante conoció a un amigo malagueño con el cuál montó su primer estudio en sociedad en el centro de Sabadell. En plena era hippie se involucró en todo tipo de trabajos, incluso bodas. Disfrutaba en su cuarto oscuro cuándo aparecía el milagro de la imagen en la cubeta, practicó virados, solarizaciones y se hizo unas reservas para retocar arrugas e imperfecciones con un alambre y un cartón de distintas formas.

A los 22 años trabajó en el estudio del fotógrafo José M Castellví donde completó su aprendizaje. Luego combinó su trayectoria fotográfica con el diseño de modas y además estudió iluminación durante dos años en una academia en la Pedrera de Barcelona.

A los 30 años empezó a trabajar en sociedad con la periodista-fotógrafa Gumer Fuentes, montaron un estudio en una casa modernista del ensanche barcelonés, especializándose en el mundo del cine y moda. Realizaron books de actores y modelos. Viajaron a Estados unidos, Londres y a otros países para realizar trabajos a las actrices famosas de la época. Publicaron todo tipo de reportajes en prensa: Interviu, Hola, Diez minutos, Lecturas y revistas de moda. Esta última etapa duró casi 20 años.

Dejó de trabajar a los 50 años, después de contraer el Síndrome de Sjogren y concedérsele la invalidez. Como no quería desconectarse del mundo de la imagen, empezó a interesarse por la informática y realizó la carrera de técnico de diseño en la web pensando adquirir nuevos conocimientos. Allí descubrió la herramienta PS y se enamoró totalmente de sus posibilidades para transformar los píxeles. También realizó la especialización de PS en Deusto.

De nuevo descubrió otra fotografía, la digital, era como un milagro comparado con sus inicios. Para ella el verdadero reto en fotografía es el digiart por su complejidad y evolución creativa.

Actualmente ha descubierto la fotografía macro y con su equipo formado por una Canon60 y varios objetivos de la misma marca, ha resucitado su amor por la imagen y ha decidido especializarse en el digiart y crear a partir de lo que le inspiran sus propias tomas.

Ha admirado a grandes fotógrafos y cree que la imagen es emoción y luz, la clave es siempre la luz, ella es la que hace que los pixeles se transformen en belleza. Nunca realizaría imágenes de dolor o violencia.

En estos momentos no desea involucrarse en responsabilidades, vive creando sólo por placer y para que la enfermedad no afecte sus neuronas.

Ella piensa que el que quiera iniciarse profesionalmente en la fotografía debe ser un gran creativo, además de prepararse con los estudios adecuados, debe tener una mente libre y constante.
0 Fotos | Página 0 de 0