Este sitio web utiliza cookies para poder poner a disposición diferentes funciones, para personalizar la visualización de la página y para analizar los accesos. Al utilizar este sitio web aceptas el uso de cookies. Más información  OK

¿No quieres ver publicidad? ¡Conviértete en miembro premium ahora!
¿Qué es nuevo?

Alvaro Presa


Miembro Free, Hann. Münden

Mano Astillera...

Una noche de verano de 1916, en la pequeña comarca de Valdescorriel-Zamora-Provincia de Castilla y León...una cigüeña agotada, depositó sobre las rojizas tejas de la Iglesia San Salvador, un varón, lo llamaron Leandro...
Creció allí, luego la inquietud y el pan lo llevaron a Avilés...donde se enamoró de las Rías y sus Astilleros...
Desde tiempos inmemoriales, en todas las costas del mundo han surgido como un testigo obligado del desarrollo, los Astilleros. Han estado ligados a la evolución histórica de cuanta sociedad haya existido...revolucionando la actividad marítima mercantil, pesquera y bélica...esta labor, magnífica y digna, de dimensiones fantásticas, ha encontrado en la mano del hombre el hechizo que jamás logrará lo tecnológico. En cada madera serrada, encastrada o lijada que ha surcado los mares del mundo...va aprisionado un trozo de calidez de la mano del hombre...
El abuelo Leandro acompañó esas ceremonias más de medio siglo...una pasión que solo exigía dos manos...arteras y sabias, de golpe preciso y encanto silencioso...
Hoy, a tientas busca su mano una cuchara en la mesa, come en silencio...a sus 95 años, con el corazón lleno de buques y pesqueros...en el cuero curtido de su mano leo una historia, venitas azules dibujan ríos ...él limpia su navaja con la servilleta de papel y la mete en un bolsillo...ya se fue!!!...-

Comentarios 17