¿No quieres ver publicidad? ¡Conviértete en miembro premium ahora!
Diferentes propuestas, mismos objetivos.

Diferentes propuestas, mismos objetivos.

1.691 4

Ivan martínez ojeda


Free Account, Ciudad de México

Diferentes propuestas, mismos objetivos.

Marcha del 31-01-08





ESTAMOS UNIDOS MEXICANOS !!!

Comentarios 4

  • Miriam MR 27/02/2008 7:38

    Lo que dice Klaus: Le gustan tantos sombreros
    en tan poco espacio para cada uno :-) Ciao, M.
  • Ruth Julieta Chávez Martínez 23/02/2008 4:13

    Coincido con Lola, el poema de Miguel Hernández es casi universal.
    "La tierra es de quein la trabaja"
    Debemos apropiarnos de ella otra vez, amarla y trabajarla para que nadie nos la arrebate.
  • klasarus 22/02/2008 15:31

    Prima finde ich die Häufigkeit der Hüte.
    Ein Foto zum langen Anschauen.
    LG Klaus
  • Lola Martínez Sobreviela 22/02/2008 11:22

    Más de 60 años han pasado desde que Miguel Hernández escribiera estos versos que te adjunto, y siguen tan vivos y ardientes como en el momento en que brotaron de su pluma.
    Ayer por los aceituneros andaluces, hoy por los maíceros mejicanos...


    Andaluces de Jaén,
    aceituneros altivos,
    decidme en el alma: ¿quién,
    de quién son estos olivos?

    No los levantó la nada
    ni el dinero, ni el señor,
    sino la tierra callada,
    el trabajo y el sudor.

    Unidos al agua pura
    y a los planetas unidos,
    los tres dieron la hermosura
    de los troncos retorcidos.

    Levántate, olivo cano,
    dijeron al pie del viento.
    Y el olivo alzó una mano
    poderosa de cimiento.

    Andaluces de Jaén,
    aceituneros altivos,
    decidme en el alma: ¿quién
    amamantó los olivos?

    Vuestra sangre, vuestra vida,
    no la del explotador
    que se enriqueció en la herida
    generosa del sudor.
    No la del terrateniente
    que os sepultó en la pobreza,
    que os pisoteó la frente,
    que os redujo la cabeza.

    Árboles que vuestro afán
    consagró al centro del día
    eran principio de un pan
    que sólo el otro comía.

    ¡Cuántos siglos de aceituna,
    los pies y las manos presos,
    sol a sol y luna a luna,
    pesan sobre vuestros huesos!

    Andaluces de Jaén,
    aceituneros altivos,
    pregunta mi alma: ¿de quién,
    de quién son estos olivos?

    Jaén, levántate brava
    sobre tus piedras lunares,
    no vayas a ser esclava
    con todos tus olivares.

    Dentro de la claridad
    del aceite y sus aromas,
    indican tu libertad
    la libertad de tus lomas.



    Salud y libertad al pueblo mejicano.